|
juan m. ramírez
| |
Miércoles, 27 de Agosto de 2008
|
Lamentan que a pesar de declaratoria de emergencia las autoridades no vayan esos sitios


Como huérfanos de Gobierno se definieron ayer cientos de familias que habitan las zonas más vulnerables en el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo.

Desde Las Barquitas, en Los Mina y  en Sabana Perdida, Los Tres Brazos, hasta  La Ciénega y La Zurza, en el Distrito Nacional, además de Juan Guzmán y otros barrios de Manoguayabo, el grito eran el mismo, como si se hubieran puesto de acuerdo para expresar el desamparo que sienten de las autoridades.

Los moradores de estos lugares contemplaban los ríos Ozama e Isabela, mientras tenían recogidos sus ajuares para abandonar sus casas si era necesario, ya que ni siquiera tenían informaciones de Meteorología y del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), ya que no contaban con energía eléctrica para escuchar los boletines de estos organismos.

Viola Díaz, presidenta del Comité Gestor de la Zurza, lamentó que hasta las cinco de la tarde de ayer no tuvieran informaciones sobre los que debían hacer en caso de emergencia.

Aprovechó para denunciar que los barracones construidos por la Oficina Para el Reordenamiento del Transporte (OPRET), en la  orilla del río Ozama, hace dos años y cuatro meses, se pudren por las veces que han sido inundadas por las aguas.

Rafael Holguín, comunitario de La Barquita, en Los Mina, expresó que están cansados de los mismos, cada vez que se acerca un fenómeno de la naturaleza, sin que el Instituto Nacional de la Vivienda (INVI) y otros organismos oficiales cumplan con las promesas de reubicar a 800 familias viven en la más alta vulnerabilidad. Dijo que sólo esperaban  la subida del río para salir huyendo.

La cifra

8,000 familias de las márgenes de los ríos Ozama e Isabela, en Santo Domingo  esperan por el Gobierno.

A su suerte
La Comisión de Emergencia del Comité de Desarrollo de La Ciénega (CODECI) lamentó la ausencia de las autoridades en el momento en que más necesitan de su apoyo.

Mediante rueda de prensa señalaron que a pesar de que el Distrito Nacional fue declarado en estado de emergencia por el Presidente Leonel Fernández, la presencia de autoridades ha sido nula en esa zona, definida como una de las más vulnerables.

Recordaron que las organizaciones comunitarias de La Ciénaga tiene censadas cinco mil familias que consideran deben ser trasladadas de esa zona, pero que el Gobierno solamente se recuerda de ellas cuando se producen desgracias lamentables.

El Comité de Emergencia del barrio decidió evacuar a 23 familias y llevarlas a casas de amigos y familiares, debido a que las aguas de cañadas penetraron a esos hogares.

Palabras Clave: 
Perspectiva Ciudadana