|
|
Martes, 21 de Octubre de 2008
|

Ese desequilibrio ha movido a las autoridades a decidir la
incautación de las que están en poder de civiles, a partir de diciembre
próximo, anunció el titular en una rueda de prensa en su despacho.

La proliferación de medios defensivos es considerada por
Almeyda una de las causas de la creciente inseguridad ciudadana en
República Dominicana junto a las drogas.

El arma más favorecida por supuesto es la pistola, de las
cuales hay regadas por las calles nada menos que 150 mil 258, aunque
las escopetas no están rezagadas: 28 mil 715, casi cinco mil más que
los revólveres.

Llama la atención que casi seis mil féminas tienen su medio
personal de defensa, o de ofensa, según el caso, aunque ello no
signifique que las dominicanas sean de armas tomar, al menos a simple
vista.

Para diciembre próximo las autoridades planean iniciar un
plan de recogida de esos medios, previa una encuesta para conocer si la
“ciudadanía estaría de acuerdo con reducir la tenencia de armas”, dijo
el titular.

Las estadísticas oficiales por supuesto no incluyen las que
circulan de manera ilegal, la mayoría en poder de narcotraficantes y
expendedores de sustancias ilegales, quienes no dudan en utilizarlas en
sus enfrentamientos con el ente antidroga.

Palabras Clave: 
Perspectiva Ciudadana