|
|
Viernes, 17 de Agosto de 2001
|

La democracia, el libre comercio, y la libertad individual, han resultado el modelo político económico y social, mas viable hasta el momento, para lograr la vida en armonía de las sociedades modernas. Pero aun sus grandes beneficiarios no desconocen los defectos que la misma conlleva en su desarrollo, para lograr el crecimiento y convivencia sin las desigualdades que se observan a diestra y siniestra, producto del desarrollo del capitalismo salvaje.


Dentro de la democracia encontramos que la prensa, constituye uno de los medios, donde los integrantes de los grupos sociales tiene el derecho, la libertad y la oportunidad de expresarse libremente y quejarse de los males que los grupos y sectores contrarios o de poder le provocan. Como también sirve de vehículo para las diferentes manifestaciones del individuo y la sociedad, la ciencias sociales y pura, se verifiquen las angustias y temores, los avances y satisfacciones, etc.


Pero, según los teóricos del marxismo, tenemos en la democracia, las clases dominantes y los explotados, y todos los instrumentos del capitalismo sirven para perpetuar el dominio de las clases dominantes sobre los demás. Para nuestros teóricos del capitalismo, tenemos los empresarios, los gobernantes, y los empleados y trabajadores libres, y una enorme masa de vagos desempleados que no encuentran ocupación.(fuente del crimen), y la libertad de negocios no impide que los instrumentos que sirven son a la vez negocios y los mismos estarán manejados por comerciantes.


Quien maneja la información en el mundo de hoy, maneja el poder, y el poder es el poder en todos los terrenos. Por ello vemos en los últimos años como algunos sectores de nuestra sociedad se han ido diligenciando concentrar toda la información en sus manos. Ya sea a través de la compra de los diferentes instrumentos de información, o la creación de nuevos y/o fusiones.


Recientemente, leímos un titular en los periódicos donde EUA solicitaba una impresionante cantidad de jóvenes con conocimientos en el área de informática, y ellos están en la ruta correcta, nosotros como país tenemos que coger la seña, y preservar ese valioso capital intelectual, que será en los próximos años, el mas valioso de los recursos del mercado.


Cuando la información esta atrapada entre los intereses de grupos, no puede servir libremente al mercado, si entendemos como mercado vendedores, productores, servidores y clientes, aun aquellos que no tengan solo la esperanza de consumir. Si algo excitante tiene el capitalismo y ello fue el enfoque que no tuvo el socialismo, es el afán de lucro y expansión del mismo que tienen los individuos en las sociedades de consumo.


La información no sirve a la competencia ni de desarrollo si ella esta solo para servir los intereses de grupos y no los de todos. Y lamentablemente tenemos medios muy buenos, y desarrollado, pero están encadenados a los signos, y tenemos la libertad de quejarnos, pero por donde y a que costo, si la prensa escrita, radial y televisiva esta amordazada a los intereses de grupos bajo la influencia del chantaje.


A tal extremo, es el secuestro de la imparcialidad, que los mismos grupos económicos que dominan los medios, tienen el delicado cuidado de no tocarse, con lo que evitan hacerse daños a sus intereses, y son un medio ideal para ocultar los vicios y aberraciones que contaminan el mercado, como también pueden impedir o dañar cualquier intento de competir que grupo algunos tengan si ello toca el terreno de los dueños de la información.


Lo mismo podemos decir, con la poca oportunidad que los mismos ofrecen a nuevos valores de la expresión del arte o la política, si quienes son protagonistas, no están al servicios de sus intereses comerciales, o gozan de la simpatía de directores y dueños.


Nuestros políticos tienen que tomar esta situación en serio, y no asumirlo como bueno y válido, o peor aun, como marioneta de estos grupos, ellos primeros y la sociedad consciente del daño que estamos infringiéndonos.


La información no nos servirá para impulsar el desarrollo adecuado y armonioso que necesitamos, impregnado de la ética que demanda la sociedad, para preservar lo poco que nos queda. Aprendamos de prisa, o luego será tarde hasta para los verdugos.


 

Palabras Clave: 
Perspectiva Ciudadana