| |
Martes, 04 de Julio de 2017
|

La capital está muy cerca de La Victoria, no así el capital para disponer de un centro de acopio y una planta procesadora de quesos para sus ganaderos.

Las mujeres pedían vacas y un tractor; los hombres, un empujoncito. 

La solidaridad del gobierno llegó sin empujar a nadie; le bastó arrimar voluntad política. 

La Visita Sorpresa del Presidente fue más lejos: les donó el tractor, 15 millones para iniciar planta procesadora y el compromiso de que, si crecen hasta 200 asociados, habrá más crédito. 

Crédito a ganaderos tan dignos que no quieren lo dao.

 

Perspectiva Ciudadana