Rafael Sánchez Cárdenas

|
Rafael Sánchez Cárdenas
| |
Jueves, 05 de Febrero de 2009
|

Ha iniciado la "Cumbre de las fuerzas vivas". Faltan vivos por
integrarse, y es de buen juicio tomar asiento. La agenda es larga y
comprometedora, como debe ser.

|
Rafael Sánchez Cárdenas
| |
Jueves, 29 de Enero de 2009
|

El
Presidente Fernández ha convocado, en estos días, a una "Cumbre de las
Fuerzas Vivas"; que congrega al gobierno, partidos políticos,
empresariado, iglesias, sindicalistas y sociedad civil. La crisis
económico-financiera aporta el motivo. La gobernabilidad, en
lontananza, semeja un borracho.

|
Rafael Sánchez Cárdenas
| |
Jueves, 22 de Enero de 2009
|

Pocas
son las cosas que intranquilizan a una colectividad como la pérdida del
trabajo, del empleo. Con él decae la fuerza moral del individuo, el
espíritu propio de valía, al verse incapacitado para dar a los suyos el
soporte esperado. La protección ante necesidades que apremian.

|
Rafael Sánchez Cárdenas
| |
Jueves, 15 de Enero de 2009
|

En
cualquier ciudad moderna la policía consagrada al control del tránsito
procuraría, ante todo, garantizar un flujo continuo, rápido y seguro
del parque vehicular en marcha. Para evitar el caos y la fatiga del
ciudadano por el simple tránsito. Los fines ciudadanos son el trabajo,
la escuela, el hospital o el ocio merecido, tal vez. No los "tapones"
en nuestras vías.

|
Rafael Sánchez Cárdenas
| |
Jueves, 08 de Enero de 2009
|

Vivimos
un tiempo difícil. De precariedad. Un mar de necesidades insatisfechas,
desatendidas. Una sociedad al descuido, aunque flotando.

|
Rafael Sánchez Cárdenas
| |
Viernes, 02 de Enero de 2009
|

Desde
Wall Street, el más alto pico de la montaña económica del mundo,
ruedan, en alud, los templos de la finanza global. Caída libre sin
suelo visible aún. Un abismo.

|
Rafael Sánchez Cárdenas
| |
Lunes, 15 de Diciembre de 2008
|

Todos
los sectores nacionales miran, piensan y golosean, cual niños en Reyes,
el oro brillante en que se han transformado los fondos de Pensiones y
Jubilaciones de la Seguridad Social dominicana. Una riqueza hecha, al
destile, del sudor de obreros y empresas, los dueños reales del oro:
RD$68,000,000,000. Lean bien, sesenta y ocho mil millones de pesos.

Páginas

Perspectiva Ciudadana