Novela / Cuentos / Ensayos / Poesía

|
Leila Roldán
| |
Lunes, 01 de Enero de 2001
|
|
Leila Roldán.
| |
Lunes, 01 de Enero de 2001
|
|
Leila Roldán.
| |
Lunes, 01 de Enero de 2001
|
|
Leila Roldán.
| |
Lunes, 01 de Enero de 2001
|
|
Leila Roldán
| |
Lunes, 01 de Enero de 2001
|
|
Rosa Mora
| |
Lunes, 01 de Enero de 2001
|

Cuando era niña ya lo habían mutilado, pero había en casa un viejo ejemplar en francés que era de mi abuela. Como yo iba a las monjas francesas lo pude leer. No termina cuando llega el príncipe y la despierta con un beso y se casan, no. Se la lleva a su castillo y allí se encuentra con la suegra, que es una ogresa, que se la quiere comer, a ella y a los niños. Y el príncipe se va a la guerra, como de costumbre, y la deja allí. Es un cuento que está lleno de vida, de verdad, de sabiduría, que contiene todo el saber popular, porque la ogresa representa la vida, es la vida. No hay final feliz, no todo termina cuando se casan. Ella es una pobre tontita que ha estado dormida durante cien años, como todas las mujeres, que han estado dormidas durante siglos.

|
|
Lunes, 01 de Enero de 2001
|
|
EL PAIS.ES
| |
Domingo, 30 de Julio de 2000
|

Páginas

Perspectiva Ciudadana