|
Roberto Rodríguez-Marchena
| |
Jueves, 05 de Mayo de 2011
|

Roberto Rodriguez-MarchenaHay un enorme entusiasmo entre los y las peledeístas. Entusiasmo que ha ido creciendo en la medida que avanzan los días y se acerca la fecha de las votaciones en las que se escogerá el candidato que enfrentará a Hipólito Mejía del PRD.

Las razones son obvias y debemos mencionarlas enseguida:

1-El PLD parte favorito para retener el poder en las elecciones presidenciales de mayo próximo.

2-Danilo ha construido una candidatura ganadora que ha sabido incorporar en su propuesta renovadora de gobierno la continuidad de los aciertos de los gobiernos del PLD dirigidos por Leonel Fernández, pero también el compromiso de mejorar aquellos programas que pueden ser mejorados e iniciar otros muchos que las circunstancias ameritan y la población desea. Danilo ha establecido una formidable y dinámica sintonía con todos los sectores sociales, económicos y espirituales de la sociedad que sienten que su compromiso de gobierno recoge sus ilusiones y necesidades.

3-El PRD no ha sido capaz de despejar los temores fundados y recientes en la población sobre los riesgos que podría significar una eventual victoria electoral suya. Su candidato a la presidencia es el mismo cuyas políticas públicas causaron daños terribles y masivos a negocios y familias dominicanas.

4-La campaña electoral interna en el PLD discurre con irrestricto apego a las normas civilizadas de debate y a la institucionalidad partidaria.

La movilización también es enorme. Las compuertas de la espera/paciencia disciplinada de los y las peledeístas se han abierto, dando paso a un torrente de hombres y mujeres activos ya, que participan ya, porque quieren ser arquitectos y constructores de la victoria, y serlo temprano, no cuando ya todo esté definido.

Hay que ver las multitudes que se reúnen en las convocatorias de Danilo y el incesante laborantismo, creatividad e iniciativas entre compañeros y compañeras.

En septiembre del año pasado le escuché decir a Danilo y lo tengo grabado: “La victoria en mayo del 2012 no nos la va a traer un delivery a la Casa Nacional (del PLD). Tenemos que salir a la calle a conquistarla. Para eso hay que sumar, darle su espacio, reconocerle su espacio a todos los compañeros y compañeras, sin rencores, sin celos, con los brazos abiertos. La victoria será de todos y todas o no será."

Santo Domingo, 5 de mayo de 2011

roberto@perspectivaciudadana.com

Perspectiva Ciudadana