|
Ramón Tejeda Read
| |
Martes, 30 de Septiembre de 2014
|

 

Habrá que considerar algunos aspectos de la situación actual del país en relación con la administración del presidente Danilo Medina.

Tendrá que considerarlos el Comité Político del PLD, sobretodo, y tendrá que considerarlos el propio presidente Medina, porque el pueblo dominicano lo está haciendo hace rato.

Los aspectos a que me refiero son muchos, pero conviene tener presentes los que, probablemente, son los principales. A saber:

 

  1. Por primera vez en la historia de nuestro país, la población valora positivamente, y de manera casi unánime, una ejecutoria de gobierno que ya ha cumplido los dos años. Nueve de cada diez dominicanos, según la última encuesta Gallup-Hoy.

     

  2. Por primera vez, la población expresa de manera abrumadora su deseo de que continúen las políticas puestas en práctica y que las continúe quien las ha instalado e intensificado.

     

  3. Esas políticas, que son objetivas, han provocado un cambio subjetivo importante en la gente, la cual expresa mayor confianza en su futuro (de manera excepcional, siete de cada diez, según el estudio mencionado).

     

  4. Esto es, por primera vez en nuestra historia, la continuidad de un mandato no está expresada en términos de reelección, sino en términos de políticas a continuar.

     

  5. Esa continuidad, quizás por primera vez también, no es el propósito de pequeños grupos de constructores, empresarios y burócratas beneficiarios directos de contratas y canonjías parapetados detrás de un aparato de propaganda millonario que vende las “bondades” de un supuesto “carisma”.

     

  6. Por primera vez en nuestra historia, quien exige de manera abrumadora la prolongación de unas políticas en el tiempo son los ciudadanos y ciudadanas que perciben su pertinencia y los beneficios de su prolongación para el país.

     

  7. Pero, por primera vez también, un gobierno evaluado con notas excelentes está impedido de continuar y profundizar el conjunto de políticas transformadoras puesto en marcha. Un formalismo constitucional se interpone. Ahí es donde tendrá que entrar el Comité Político del PLD.

     

Es decir, ese organismo del PLD tendrá que decidir pronto y sin mezquindades si acogerse a lo que están proponiendo todos los estudios de opinión que se hacen en el país; si hacer caso a la mayoría de la población y trabajar para permitir una oportunidad más a un proceso de transformación que abarca todas las áreas fundamentales de nuestro desarrollo (educación, salud, creación de empleo y de oportunidades, derecho al financiamiento, inclusión social, seguridad en sentido integral, cohesión social, transformación de la agropecuaria…) o si aferrarse a una formalidad que daría paso a procesos aún muy inciertos.

 

La continuidad del programa de gobierno de Danilo Medina con Danilo Medina no es un asunto de importancia sólo para el PLD; es mucho más que eso: es fundamental para el presente y el futuro de la República Dominicana.

Perspectiva Ciudadana