|
Ramón Núñez Ramírez
| |
Domingo, 15 de Abril de 2012
|

Los economistas del PPH se esmeran en hacer malabarismos con las cifras, pretendiendo demostrar que la pobreza y el desempleo han aumentado en estos siete años y medio de esta administración, cuando la realidad es que en la historia del país el gobierno de Hipólito Mejía ha sido el mayor creador de pobreza y destructor de empleos por su pésima gerencia económica antes de las crisis bancaria y el desacertado manejo de éstas.

Para la determinación de la pobreza el método más utilizado a nivel mundial, a pesar de sus limitaciones, es el de “La Línea de Pobreza”, el cual se basa en el ingreso o el gasto de consumo necesario para la supervivencia (canasta de satisfacctores básicos); pero independiente de las disparidades resultantes de la aplicación de los métodos del BID, el Banco Mundial o la CEPAL, una cosa es cierta: la pobreza en los gobiernos del PLD disminuye, mientras en el gobierno de Hipólito Mejía aumentó y ese crecimiento del número de pobres se produjo desde los dos primeros años.

En base a la línea de pobreza definidas por el BID-BM y tomando como insumos la Encuesta de Fuerza de Trabajo del Banco Central (octubre 2000-octubre 2011), se puede apreciar la evolución de la pobreza en ambas administraciones. En octubre de 2000 la pobreza extrema era 9.2% (774,974 personas) y a octubre de 2002 la pobreza extrema alcanzaba el 10.7% (927,316). Antes de las quiebras bancarias y con una economía mundial en auge, el gobierno de Hipólito Mejía había enviado a la indigencia a 152 mil personas. En octubre de 2004 la pobreza extrema llegó al 16.5% para un número absoluto de 1,479,926 personas. El gobierno de Hipólito Mejía convirtió en indigentes a 704,952 dominicanos.

En  siete años de este gobierno encabezado por el Dr. Leonel Fernández, a pesar de los choques mundiales de precios y la recesión global, la pobreza extrema se ha reducido a 9.3% para un total de 921,993 individuos. Más de 557 mil ciudadanos han sido sacados de la pobreza extrema gracias al crecimiento con estabilidad y las políticas sociales.

En término de la pobreza en general, en  2000 de cada 100 dominicanos 28 eran pobres, para un total de 2.38 millones, en apenas dos años de gobierno de Hipólito Mejía la pobreza en general había aumentado a 29.1%, y al concluir ese gobierno la pobreza llegó  a 43.4% para un total de 3,905,319 pobres. El balance final del gobierno del actual aspirante a regresar a Palacio, fue convertir en pobres a un millón y medio de ciudadanos.

En relación al empleo, en 1996 la tasa de desocupación ampliada era de 16.70%, y en cuatro años del primer gobierno del PLD se redujo a 13.9% (el número de empleados aumentó en 518 mil). Hipólito Mejía en los dos primeros años aumentó la tasa de desempleo a 16.10% (el número de desempleados aumentó en 90 mil) y al final de esa desastrosa administración la tasa de desempleo había aumentado a 19.70%; mientras en el actual gobierno del PLD el desempleo se ha reducido a 14.6% y se han creado 703 mil nuevos empleos.

Un gobierno, el de Hipólito Mejía, creó pobreza y desempleo; del otro lado, los gobiernos del PLD crean empleos y reducen pobreza; y si bien más de la mitad de esos empleos son informales, como ocurre prácticamente en toda AL, una administración de Danilo Medina, el cambio seguro y sin peligro, se enfocará a crear más empleos, pero de mayor ingreso, para así reducir aceleradamente la pobreza y mejorar la capacidad de compra de los dominicanos y las dominicanas.

Perspectiva Ciudadana