|
linda valdez zambrano
| |
Viernes, 30 de Mayo de 2008
|
  • En relación al empleo de la publicidad estatal y su influencia en la campaña, Bordón explicó que la Misión de Observadores de la OEA pudo constatar la existencia de excesos, por lo que aconsejó al Gobierno a ser más prudente.

SANTO DOMINGO, DN/República Dominicana- El uso de recursos del Estado para promover campaña reeleccionista, la duración excesiva del período comicial y los vacíos en la normativa electoral representaron grandes preocupaciones durante el pasado proceso electoral.
 
El Informe de la Misión de Observadores Electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA) expresa que un tema que generó algunas incertidumbres durante el período electoral fue la utilización de recursos del Estado para favorecer la reelección del presidente Leonel Fernández.
 
El jefe de la Misión de Observadores Electorales, José Octavio Bordón, manifestó que las constantes quejas sobre la existencia de pagos irregulares a militantes del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y el uso de la publicidad estatal con fines proselitistas fueron dos aspectos evaluados, debido a su importancia dentro del proceso electoral.
 
En relación al empleo de la publicidad estatal y su influencia en la campaña, Bordón explicó que la Misión de Observadores de la OEA pudo constatar la existencia de excesos, por lo que aconsejó al Gobierno a ser más prudente.
 
Argumentó que las fallas regulatorías de la Ley Electoral 275-97 y la falta de reglamentación a los partidos políticos -por lo que la Junta Central Electoral no pudo sancionar los delitos electorales- representaron verdaderas piedras de tropiezo para las pasadas elecciones presidenciales.
 
La JCE fue víctima de reclamos, explica el jefe de Misión de la OEA, debido a una posible tibieza en el tratamiento de las denuncias, originada por las carencias legales con que cuenta el sistema electoral.
 
La Misión, por lo tanto, consideró que el tribunal de elecciones actuó dentro de las funciones que le atribuye la ley y que el proceso electoral transcurrió de forma pacífica, a causa del papel desempeñado por la JCE como árbitro del certamen electoral.
 
"La normativa electoral debe ser motivo de una amplia meditación con respecto a su modificación como a su cumplimiento. Aunque, hay que calificar como positivo el consenso entre los partidos y las autoridades electorales sobre la necesidad de ampliar y mejorar la Ley Electoral", dijo.
 
A pesar de estos inconvenientes, el Informe de la Misión de la OEA concluyó que las pasadas elecciones presidenciales se habían realizado de manera exitosa -sin mayores inconvenientes- y que la voluntad de los dominicanos expresada en las urnas fue respetada por todos los actores del proceso comicial.
 
El equipo compuesto por 70 observadores reconoció, en esta evaluación, el esfuerzo realizado por todos los actores del sistema electoral, especialmente "al tribunal comicial por su voluntad de resolver los problemas para el bien del país".
 
"Es necesario reconocer el orden y la corrección con la que el pueblo dominicano participó en la elección de su presidente. La responsabilidad demostrada por los dominicanos no deja dudas en el buen estado de su democracia", manifestó José Octavio Bordón.
 
Propuestas de la Misión de Observadores de la OEA
 
La normativa electoral debe ser motivo de una amplia meditación, en su modificación como en su cumplimiento.

El marco legal de la Junta Central Electoral debería ser ampliado en diversos ámbitos, pero especialmente en lo que se refiere a las denuncias.

Se debería reflexionar sobre las agrupaciones que respaldan las candidaturas. En la República Dominicana, los candidatos reciben el apoyo de numerosas agrupaciones políticas, que no son partidos oficiales, pero que sí pueden poseer estructura, organización y financiación.

Continuar con el uso de los escáneres en los procesos electorales venideros.
La duración de los comicios es excesiva, por lo que se sugiere recortar la duración del proceso de votación.

Se recomienda seguir la tendencia internacional de permitir las encuestas a boca de urna y tan sólo prohibir su difusión hasta determinada hora, después de que cierren los colegios electorales.

Palabras Clave: 
Perspectiva Ciudadana