|
|
Lunes, 19 de Mayo de 2008
|

Compañeros/as, amigos/as:

Reciban todos y todas mis felicitaciones por el esfuerzo realizado en el recién transcurrido proceso electoral.

Es claro que los resultados que hemos obtenido apenas traducen una parte de las expectativas que en el seno de la sociedad dominicana generó nuestra propuesta electoral.

Decidimos participar en el proceso electoral conscientes del poco tiempo con el que contábamos; de las limitaciones de recursos y de que las elecciones ya se habían polarizado entre dos de los partidos tradicionales del país; además, de que el Presidente de la República estaba decidido a utilizar sin límites los recursos del Estado, para imponer la reelección.

Con nuestra participación, no sólo aseguramos la presencia de una propuesta diferenciada y progresista en el proceso electoral, sino también contribuimos a reagrupar los sectores y por eso siempre afirmamos que en este proceso electoral estábamos buscando un voto de compromiso.

Insistimos en pedir la siembra del voto el 16 de mayo.

Cientos de veces repetimos que lo importante era enviar un claro mensaje al resto de la sociedad, de que en el país había un sector político y ciudadano que se atrevía a desafiar y resistir el poder y diferenciarse del clientelismo y la corrupción propias de los partidos tradicionales

Nuestra propuesta se manejó con dignidad en todos los escenarios en que participó; levantamos la fe de mucha gente, convenciéndola de que el cambio es posible en nuestro país; practicamos la política apegada a valores y principios; estando conscientes de que constituimos hoy un referente político con perfil propio y diferenciado del resto de opciones en el país.

Esas metas podemos decir que han sido logradas.

Ahora, en lo inmediato, no podemos dejar suelto lo conquistado, sino que es necesario asegurar y consolidarlo y continuar con el mismo impulso de cara a los grandes objetivos que nos hemos propuesto.

Siempre estuvo claro que para nosotros el 16 de mayo no era un punto de llegada sino un punto de partida.

La resaca electoral va a pasar. Las promesas incumplidas estarán a la hora del día en poco tiempo. Este es ya un gobierno viejo, que lleva 4 años de corrupción y engaños. Por eso nuestro lugar es acompañar a nuestro pueblo; abrir más y más vías de contacto directo con millares de ciudadanos/as que van a necesitar que reflexionemos y caminemos juntos.

¡Ha llegado la hora de construir la Alianza-País!.

Tenemos que disponernos a hacer germinar las expectativas que generó nuestra propuesta y hacerla crecer y que dé frutos.

Ayer éramos una posibilidad y hoy somos una fuerza en movimiento, con decidida vocación de poder, que tiene muy claro el propósito que nos convoca: Construir una República Dominicana justa y solidaria, democrática, participativa y soberana.

Reciban todos y todas mis respeto y la constancia de mi admiración.

Con sinceros afectos,

Guillermo Moreno.

Palabras Clave: 
Perspectiva Ciudadana