|
Pedro Luis Castellanos
| |
Lunes, 14 de Mayo de 2012
|

Se acaba la campaña electoral. Se acerca el 20 de mayo y las emociones alcanzan el clímax. Ha llegado la hora de convertir  en votos efectivos las intenciones  y la esperanza de una economía próspera y menos vulnerable, en una sociedad más equitativa, más igualitaria con mejor calidad de vida, y un nuevo modelo de desarrollo, armoniosa con la naturaleza y el Buen Vivir.  

Hemos sabido construir un modelo de desarrollo que ha logrado producir riquezas, desde 1970 el PIB ha crecido con niveles superiores a la mayoría de los países del continente (con excepción del período de gobierno de Hipólito y el PPH), el PIB per cápita se ha mas que duplicado en ese periodo, nadie duda que las magnitudes y la diversidad de nuestra economía han crecido y se han fortalecido.

Pero este crecimiento ha concentrado el ingreso y la riqueza nacional cada vez mas en sectores minoritarios, mientras reproduce la exclusión social y la pobreza de las mayorías. No genera empleos dignos suficientes y ha condenado al 56% de nuestra población a sobrevivir obteniendo sus ingresos en la informalidad, sin empleos dignos.

Danilo ha planteado  que este modelo da señales de agotamiento, conlleva a una competitividad decreciente de nuestros principales sectores productivos, no propicia la incorporación de innovación, y reproduce pobreza y exclusión social. Ha planteado que es necesario sentar las bases de un nuevo modelo de desarrollo, y que los principales ejes del mismo han de ser  la calidad de vida de la ciudadanía, el fortalecimiento de las capacidades nacionales de producción de bienes y servicios, y el respeto a la naturaleza, con capacidad para generar  400,000 nuevos puestos de trabajo dignos. De esta forma, 1.5 millones de personas saldrán de la pobreza y engrosaran las clases medias.

Un componente importante de esta estrategia es la ampliación de la cobertura del Seguro Familiar de Salud, de la Seguridad Social, para todos los sectores, con prioridad en la población empobrecida, y el desarrollo de un sistema educativo publico con calidad, capaz de eliminar el analfabetismo en dos años, y de crear condiciones para que una nueva generación de dominicanos se convierta en la base de una sociedad prospera y equitativa.

Danilo nos ha propuesto un programa viable, que hace posible avanzar hacia los cambios necesarios, en forma segura, sin grandes traumas sociales y políticos, sin perder lo que ya hemos avanzado, y sin arriesgar nuestras libertades ante los peligros del autoritarismo y la improvisación. Para hacerlo posible, nos ha planteado construir una nueva alianza entre el Estado y la Sociedad, un Estado austero, eficiente y transparente, respetuoso de las leyes y con una calidad del gasto publico adecuada a las aspiraciones y expectativas de la sociedad, y una sociedad comprometida con una agenda de desarrollo con equidad, una ciudadanía activa y participativa, dispuesta a demandar la satisfacción de sus derechos, y al mismo tiempo dispuesta a asumir corresponsabilidad y avanzar hacia la cogestión de lo publico.

Hoy casi todas las firmas encuestadoras serias y responsables, están mostrando que este mensaje ha sido comprendido por la mayoría de la ciudadanía y esto se traduce en una intención de voto mayoritaria y en un gran entusiasmo en quienes cada día mas abrazan este mensaje de esperanza. Simultáneamente, el principal candidato opositor se desinfla en un mar de desaciertos, errores e improvisaciones que lo han llevado a ser percibido por muchos sectores sociales como una amenaza, y por los perredeistas  que no son parte del PPH como un peligro para el futuro de la social democracia y del PRD.

Ha llegado la hora de profundizar  en el mensaje programático  de Danilo y de  concentrar los esfuerzos organizativos en lograr que la intención de voto y el entusiasmo de los electores se traduzcan en votos el próximo  domingo 20 de agosto. Cada voto es importante, porque conlleva a consolidar el respaldo al próximo presidente y  es una manifestación de voluntad por el cambio seguro. Una fuerza potencial para la nueva alianza Estado / Sociedad.

Vamos a votar masivamente por la esperanza, por un nuevo modelo de desarrollo que asegure la prosperidad en armonía con la naturaleza y una sociedad más equitativa y solidaria. Vamos a votar por el Buen Vivir. Vamos a votar por una propuesta programática coherente y viable, por un liderazgo consciente, maduro, bien formado, democrático y  dialógico.

A votar….! Que nadie pierda la oportunidad de votar y participar en la construcción de su propio presente y futuro!!

Perspectiva Ciudadana