| |
Miércoles, 07 de Octubre de 2015
|

 

“Me parece revolucionario que los pequeños podamos participar en los concursos públicos”. De esa manera expresa Francisca Frías la oportunidad que tuvo ella como pequeña empresaria de poder licitar para abastecer el desayuno escolar.

Francisca residió muchos años en Italia. Allá era propietaria de un restaurante... al retornar a Santo Domingo, pensó montar un pequeño negocio vinculado a la venta de comida, sobre todo para grandes eventos.

Aquí escuchó acerca de la tanda extendida, el desayuno escolar y los suplidores del Estado. Ella nunca pensó, en sus años fuera del país, que en República Dominicana los grandes y los pequeños empresarios podían ofrecer sus servicios en igualdad de oportunidades a las instituciones del Estado. Su sorpresa fue mayor cuando supo que había ganado su primer contrato para suplir el desayuno escolar.

Hoy, Francisca Frías suple el desayuno escolar a más de mil estudiantes en el municipio Guerra, en Santo Domingo Este; ella califica su experiencia como positiva. “El Estado siempre me ha pagado y nunca me he retrasado”, señala la pequeña empresaria.

Frías resalta la capacitación que le brindó la Dirección General de Compras y Contrataciones Públicas para aprender a negociar con el Estado. Ese curso le sirvió a la hora de vender sus servicios al Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil.

Indica que uno de los secretos de su éxito es utilizar la creatividad al cocinar, con el fin de que los niños y adultos coman gustosamente vegetales y granos. Francisca también ofrece servicios para eventos. “Puedo cocinar para cinco mil personas”.

Francisca Frías emitió esas declaraciones durante su participación en el matutino Ojalá, que se transmite de lunes a viernes por el canal 4RD, de Radio y Televisión Dominicana.

Perspectiva Ciudadana