|
Rómulo Pardo Silva
| |
Lunes, 09 de Noviembre de 2015
|
 
El peligro de una guerra final es evidente. No se entiende el silencio.

Tal vez la sociedad mundial solo quiere impulsar reformas que mejoren el sistema y no pensar en su colapso.

Una guerra sería nuclear.

"Disiparemos la estrategia militar ilusoria de EE.UU."

"La estrategia del Ataque Global Inmediato, ampliamente debatida en los círculos militares de Estados Unidos, no tiene fundamento", ha afirmado el viceprimer ministro ruso, Dmitri Rogozin.

"Por primera vez los estrategas estadounidenses tienen una idea ilusoria —quiero enfatizar: ilusoria— de que puedan lograr la victoria sobre un país nuclear en una guerra no nuclear", ha enfatizado el político ruso, quien estima que "es una tontería, nunca sucederá".

El jefe del Estado Mayor del Ejército estadounidense, el general Mark Milley, ha afirmado esta semana que Rusia es el único país del mundo que cuenta con la capacidad nuclear "suficiente para destruir Estados Unidos". Según el experto en geopolítica Mijaíl Alexándrov, es alentador escuchar por fin una estimación realista sobre el potencial de Rusia de un militar estadounidense. 

El analista Patrick Martin sostiene que la inteligencia militar de Estados Unidos está involucrada en unos preparativos sistemáticos para la Tercera Guerra Mundial. Este experto opina que el Pentágono estima que un conflicto militar con China, Rusia o ambos países es inevitable y que esta perspectiva se ha convertido en la fuerza motriz de la planificación táctica y estratégica norteamericana.

Michel Collon explica:

Lo que desencadena las guerras, no es la personalidad de tal o cual presidente de los EEUU, – que solo son empleados de las empresas multinacionales – sino realmente la economía: los intereses de las empresas multinacionales.

[…] después de 1965, los márgenes de beneficios de la economía occidental se desplomaron, pues la crisis, así como el aumento de la competencia, intensificaron la explotación de los trabajadores, ampliando las disparidades entre los ricos y los pobres.

Cuando desapareció la Unión Soviética, el neoliberalismo pudo iniciar su cruzada de destrucción de las conquistas sociales concedidas. El resultado: hoy, los Rolls Royce se están vendiendo muy bien pero los trabajadores que producen se empobrecen y consumen mucho menos. La economía capitalista es una serpiente que se muerde la cola : ¿A quién va a vender cuando se destruyen los salarios y mientras aumenta el desempleo? Paradójicamente el neoliberalismo ha sido en realidad víctima de su propio éxito. 

Entonces, ¿cómo están saliendo del paso las empresas multinacionales? ¿Restableciendo el poder adquisitivo de sus trabajadores? No, la ley de la competencia lo prohíbe. La única solución para ellas: conquistar nuevos mercados en el extranjero para todos los capitales que no logran invertir en ninguna parte.

Pero ya que todas las colonias fueron distribuidas o se independizaron, la guerra es el único medio para reconquistar nuevos mercados. Para triunfar, e incluso solo para subsistir, tienen que controlar sin falta las materias primas, los mercados y la mano de obra barata. Y sobre todo tienen que privárselas a sus rivales.

Y cuando la crisis se empeora, ya que todas las salidas, todas las burbujas y las otras especulaciones no hicieron más que profundizar el problema más intensamente, por tanto la guerra resulta como la única salida para las empresas multinacionales…

[…] Hoy, en los Estados Unidos, algunos piensan que solo la guerra puede evitar la caída del imperio que provocaría la formación de una alianza Pekin–Moscú–Berlín. Y Obama dice, a su manera, que un nuevo conflicto mundial nos amenaza.

No cabe dudar de la realidad del peligro.

"Actualmente, más de 50 buques y submarinos de la Flota militar de Rusia permanecen en lejanas zonas marinas y cumplen misiones de servicio, vigilancia y preparación para el combate", dijo el almirante Víctor Chirkov con motivo del Día de la Armada que se celebra este viernes en Rusia. [Sputnik]

Muy grave sería que los movimientos sociales estén girando en torno a temas que les amplifican los medios dominantes.

Collon es certero:

“Existen dos posibilidades. O hacer como el avestruz…». O reflexionar con todos los ciudadanos conscientes: ¿cómo reconstruir un movimiento que pueda defender la paz mundial?

Y él no menciona las pugnas de estados en el derrumbe del capitalismo ecológicamente insostenible.

(*) Ver en http://rebelion.org/noticia.php?id=205357

Por un Movimiento para una civilización sustentable-solidaria 

Perspectiva Ciudadana