|
Ramón Ramos
| |
Miércoles, 08 de Agosto de 2012
|

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Cámara de Diputados aprobó este martes con modificaciones y en dos lecturas consecutivas el proyecto que regula los salarios de los funcionarios del sector público, en la que el presidente de la República devengará un sueldo 450 mil pesos mensuales y los ministros ganaran 300 mil. El proyecto fija un tope para los presidentes del Senado, Cámara de Diputados, Suprema Corte de Justicia y el Tribunal Constitucional de 400 mil pesos. Para la titular de la Cámara de Cuentas, Procurador General de la República y el Consultor Jurídico del Poder Ejecutivo RD$350 mil; y para el Contralor General RD$300 mil. En ese sentido, la iniciativa legislativa retorna nuevamente al Senado de la República.

Los legisladores agregaron un párrafo al artículo 26, el cual establece que el Congreso Nacional se regirá por el reglamento interno de cada cámara.

Otras de las modificaciones es el artículo 24, que elimina las “instituciones culturales, deportivas e investigaciones”.

Igualmente, modificaron el párrafo octavo de las disposiciones transitorias,  que deberá decir de la siguiente manera: “Las disposiciones de esta ley en lo que respecta al Banco Central de la República Dominicana entrará en vigencia después de cumplido el segundo año de promulgación de la presente ley.

La iniciativa fue acogida con el voto favorable de 139 legisladores, 10 en contra y 2 se obtuvieran, luego se rindiera el informe favorable de la comisión.

Debates

El diputado por Monte Plata Juan Hubieres, planteó el carácter de injusticia al no partir del salario mínimo y que se pague a los diputados y senadores en función del trabajo realizado. 

Carlos Gabriel García, respaldó el proyecto porque los altos salarios pasen a la historia, estoy consciente de que este proyecto, tiene en el contexto que se produce un texto ajusticiador de un privilegio que se pretendió utilizar para detener la corrupción administrativa.

“La corrupción iba a ser detenida, lamentablemente estos salarios de lujos no detuvieron la corrupción, somos el Estado más despilfarrador y dentro de los tres más corrupto del globo terráqueo”, precisó.

Dijo que “no se justifican estos salarios de lujo y reconoce que el próximo Presidente de la República, ha presionado para que este proyecto se apruebe antes del 16 de agosto, para no tener que lidiar con ese lodo de los salarios de lujo en su administración”.

En tanto que Minou Tavarez Mirabal, dijo que las atribuciones del Congreso han venido siendo cuestionadas por muchos sectores en cuanto a legislar en esta materia.

Señaló que el Art. 7, de la Constitución dice que somos un Estado unitario, que se hacen en el Congreso Nacional y esa es nuestra atribución.

En ese sentido señaló que la Constitución establece el régimen del sistema monetario y financiero de la República.

“Tenemos que tener en cuenta que la leyes se hacen para todos, el objetivo de la autonomía del Banco Central, es simplemente para que se maneje dentro de la competitividad no para que tenga privilegios”, dijo y leyó el Art. 141 de la Constitución que establece que los organismos  autónomos estarán adscritos al sector de la administración compatible con su actividad.

“No podemos sacar a esas instituciones, faltándole a la ley, constitución que regula el sistema. Yo quiero llamar la atención sobre ese aspecto, sobre el hecho de que esta es una ley orgánica, esto me preocupa”, dijo Minou.

“Me parece que es una buena ley, me parece que son aspectos que no podemos dejar de considerar ´porque estamos atentando contra el Estado de Derecho Social; estamos poniendo en peligro este Estado Social de Derecho por una urgencia, pero tenemos que cuidar las formas, para eso fuimos elegidos y elegidas. Tengo el deber de informarlo. Que quede constancia de que somos consciente de que estamos cometiendo errores que pueden costar muy caro”, señaló.

De su lado, Nelson Arroyo, del PRD, dijo que “esta ley que queremos conocer hoy es importante para el país” y recordó que la misma fue aprobada y enviada al Senado.   

Manifestó que siempre las leyes más importantes han requerido un momento estelar de su aprobación, la urgencia.   

“Nuestra posición es que debe existir alguna legislación”, dijo y agregó que “esta no es la ley ideal, deja en manos del Ministerio de Administración Pública muchos puntos en sus manos, hay que darle seguimiento para comprobar si esos artículo serán cumplidos, porque los problemas del país, no son sólo de leyes”.

Dijo que “lo difícil del país, es y ha sido la justa aplicación de esas leyes, es cierto que el Banco Central ha ejercido para ser excluido”. 

Arroyo reiteró que deja en manos del Ministerio de Administración el manejo del salario de los guardias. Dio un voto de confianza a las nuevas autoridades que se instalaran el 16 de agosto para que apliquen la ley “o de lo contrario el Congreso tendrá que volver a revisarla”.

Cristian Paredes, del PRD dijo que “hay momentos de la historia en la que uno participa y que es bueno recordarla”.  

“Hace 4 años desde este Congreso, el diputado Ramón Rogelio Genao, Julio César Valentín, y quien habla, sometimos la Ley de Función Pública, para que toda aquella persona que ingrese a ella lo haga por capacidad y mérito, de forma de tener una burocracia en República Dominicana profesionalizada”.

Resulta que esa ley de Función Pública debía ser acompañada de una ley de salarios para el alto funcionariado dominicano, porque todo el que llega a un puesto, se cree dueño, amo y señor y dispone de un presupuesto de manera medalaganariamente.

“Llegó el momento de poner un stop al derroche que históricamente vienen haciendo los funcionarios públicos en la República.  Cada quien que llegue a un puesto público debe servirle al Estado, no derrochar, y si no le conviene que no asuma esa función”.

“Qué momento más oportuno que tendremos un nuevo gobierno, es verdad que esa ley tiene muchísimas cosas que no están adecuadas, pero la prefiero con todo sus defectos a seguir con el desorden del despilfarro”, dijo. 

Afirmó además que “esta ley le hará un gran servicio al país y sugirió que “el Presidente le diga al nuevo funcionario, `esto es lo que usted va a ganar, si quiere lo deja´”.

Rubén Maldonado, del PLD, es el proyecto que más impacto ha creado en la sociedad dominicana, porque la población dominicana lo que sentía era irritación, cuando comprobaba cual era el salario de algunos funcionarios.

Exhortó a los congresistas seguir legislando para regular el salario de los que menos ganan.

El diputado Víctor (Ito) Bisonó, felicitó a los autores del proyecto, pero se preguntó sí será el proyecto igual al de la Carrera Administrativa.

Dijo que “tendremos una Reforma Fiscal, y un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional que exigirán el cumplimiento de las leyes ya aprobadas”.

Citó el artículo 232 de la Constitución, referente al Sistema Monetario y Financiero y señalo que era bueno ver como la ley no riñe con la estabilidad y cumplimiento del Sistema Monetario y Financiero.

Otra iniciativa aprobada

Por otro lado, La Cámara de Diputados  aprobó en segunda lectura la Ley Orgánica de la Administración Pública donde se establece que en cada ministerio sean nombrados no más de seis viceministros, por lo que pasa al poder Ejecutivo para su promulgación.

Con esta iniciativa se busca reducir el número de viceministros y secretarios de Estados sin cartera que hay en la administración pública.

Perspectiva Ciudadana