|
Ignacio Escolar
| |
Sábado, 04 de Agosto de 2012
|

 

La tabla sale de la nota de prensa que La Moncloa acaba de colgar en su web. Son los datos brutos, entre recortes y subidas de impuestos, del plan presupuestario para los años 2014 y 2015 que ha aprobado hoy el Consejo de Ministros y que ya ha enviado a la Unión Europea. A la tabla le falta una casilla importante: el total. Tal vez en el Gobierno pensaron que era mejor no ponerlo, a ver si así nadie se daba cuenta del cambiazo. Estos son todos los números y entre ellos destaca una sorpresa: que el ajuste total es de 102.149 millones en los próximos dos años y medio, bastante más de los 65.000 millones de euros de ajuste que había anunciado el Gobierno hace apenas tres semanas.

¿De dónde saldrá todo este dinero? No lo sabemos oficialmente. Pero sí podemos comparar las nuevas cifras con las que hasta ahora eran públicas: las del ajuste del viernes 13 de julio. Ésta era la tabla que el Gobierno difundió entonces en un informe en inglés destinado a los inversores internacionales.

¿Los cambios más notables? Que en la nueva cuenta el Gobierno apunta a un nuevo recorte para los funcionarios. En el presupuesto anterior, estaban previstos un recorte de 5.430 millones de euros este año –la paga extra de Navidad– y otros 3.970 millones de euros más entre 2013 y 2014. En el nuevo cuadro, la función pública recibe un recorte adicional de otros cinco mil millones de euros: en total, esa partida perderá 9.095 millones entre 2013 y 2014.

Además, están previstos 10.300 millones de euros más en recortes “específicos del Estado” que no están detallados; 19.734 millones de euros para las autonomías y otros 9.000 millones en recortes de los ayuntamientos, que tampoco se detallan. Y hay también una amenaza para los pensionistas: en las grandes cifras del Gobierno está previsto un descuento en las cotizaciones que dejará 3.024 millones de euros menos en la caja de la Seguridad Social. ¿De dónde saldrá el dinero para cubrir esos números rojos? Mariano Rajoy ha negado a su manera que esté prevista una rebaja de las pensiones: “Con los datos actuales, no es mi intención rebajar las pensiones”. Es la misma expresión que hace unos meses usó para negar la subida de impuestos.

A Mariano Rajoy se le ha pasado contar estos detalles en su comparecencia de hoy, tras el Consejo de Ministros. Como los periodistas tampoco han tenido estos datos hasta terminar la rueda de prensa, tampoco han podido preguntar por los nuevos recortes. En La Moncloa han colgado una nota de prensa, pero el plan completo enviado a Europa aún no se conoce.

¿A qué espera el Gobierno para explicar todas las cifras? ¿Tendremos que enterarnos de lo que pasa en España cuando lo estudien en el Parlamento de Alemania?

Perspectiva Ciudadana