|
Francisco Luciano
| |
Domingo, 28 de Octubre de 2012
|

Las declaraciones de Joaquín Gerónimo, en nombre del SIPEN, rogándole a los servidores públicos y funcionarios que ocupan funciones en el estado, que dejen de cobrarlas, para que así se ajusten al cumplimiento a la Ley que regula las mismas, me avergüenzan, me dan pena y ganas de llorar. Lo que procede es que la contraloría y la entidad que dirige Joaquín Gerónimo, procedan a realizar un experticio de todo aquel que cobrando una pensión del estado se encuentra al frente de un cargo publico, para suspenderles la pensión, solicitarle al presidente que lo destituya por corrupción y a su vez demandarlos en justicia para que devuelvan hasta el ultimo centavo cobrado por concepto de pensiones de manera paralela a las funciones publicas que ocupan.

Deben proceder a realizar una revisión de todos los que en la ultima década,  disfrutando pensiones del estado han ocupado funciones públicas sin congelar las pensiones, como manda la Ley y proceder en justicia a embargarles todos los bienes que poseen, hasta tanto depositen en la Tesorería Nacional los recursos recibidos por este concepto en adición a las funciones públicas .

La solicitud de Gerónimo huele cuando no a complicidad, a indulgencia y esa no es su función. El que robo al estado que devuelva lo robado y pague penalmente por el hecho cometido. Danilo debería considerar si con funcionarios genuflexos como este podrá cumplir su compromiso de realizar un gobierno ético y moral, prescindir de este y de otros de su especie le haría muy bien a la positiva imagen que el presidente ha venido construyendo con sus propios ejemplos. Quien le dijo a Gerónimo que el puede donar los bienes del pueblo? Sobre todo cuando cientos de trabajadores del azúcar y miles de maestros mendigan sus derechos.

Esta situación de las pensiones es una buena oportunidad para hacer lo que nunca se hizo en materia de adecentamiento dela cosa pública.  Manos a la obra!

el autor es catedrático universitario y dirigente del PTD.

Perspectiva Ciudadana