Historias

|
Por: Redacción
| |
Jueves, 06 de Noviembre de 2014
|

Perdió el control del vehículo evitando atropellar a una persona. Bueno, no exactamente así. Daniel iba a cierta velocidad, de repente, una persona "surgió de la nada" y se le atravesó; frenó, “apareció” un charco de agua y ya usted sabrá… un trompo.

Perspectiva Ciudadana