|
Frank Pacheco
| |
Sábado, 25 de Julio de 2015
|

En los últimos días, el pago de la generación eléctrica ha sido tema de relevancia, con posiciones encontradas entre el Gobierno y las empresas generadoras, que amenazan con dejar al país a oscuras, amén de que la actual administración aclarare que realiza religiosamente cada mes los aportes de la deuda que mantiene con dichas compañías.

 La Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica informó que espera con ansias la propuesta donde se pautaría el pago de 800 millones de dólares a las empresas generadoras de electricidad.

En respuesta a esto, el vicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales, Rubén Jiménez Bichara, señalaque en la medida de las posibilidades se están realizando pagos a los generadores eléctricos y recordó que los intereses de la referida deuda son de un 32% en dólares anuales, calificando este monto como una carga “muy pesada”.

Para solucionar de manera parcial el histórico problema energético en República Dominicana, que funciona bajo un sistema de alto gasto en generación e impuestos aplicados por las empresas generadoras, el Gobierno del presidente Danilo Medina desarrolla dos plantas de energía eléctrica que funcionan a base de carbón mineral.

 Según declara Jiménez Bichara, cuando concluya la Central Termoeléctrica Punta Catalina, el Gobierno y el país dejarán de ser “chantajeados” con los famosos “apagones financieros” que se aplican en el país.

Declara que con el proyecto de Punta Catalina, así como el mejoramiento de las redes eléctricas para reducir las pérdidas, el servicio mejorará sustancialmente a nivel nacional.

 

La deuda contraída con las generadoras de electricidad asciende a 840 millones de dólares, lo cual ha sido fruto de intereses anuales del orden del 32% en dólares, lo que Bichara califica como “escandaloso”.

Perspectiva Ciudadana