|
héctor marte pérez
| |
Lunes, 26 de Junio de 2006
|

Santo Domingo. En las pasadas elecciones, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) consolidó su fortaleza en las principales demarcaciones del país, al obtener el triunfo en el Distrito Nacional y las siete provincias más grandes y pobladas, que son las que desde el 2002 se han dividido en circunscripciones electorales.


Las provincias Santo Domingo, Santiago, San Cristóbal, La Vega, Puerto Plata, Duarte y San Juan de la Maguana, donde el PLD reafirmó su poderío, tienen una población global de 5,395,000 habitantes, un 63% del total, que es 8,562,541, según el último censo poblacional.


El PLD no sólo ganó las senadurías en esas ocho plazas, sino que obtuvo mayor cantidad de votos en 20 de las 23 circunscrispciones que las componen. La Gran Alianza Nacional sólo se impuso en la circunscripción dos de Santiago, la dos de La Vega y también la dos en San Juan.


Las provincias en las que ganaron perredeístas y reformistas son de las menos populosas, un factor que los coloca en desventaja para competencias electorales presidenciales.


Entre las ganadas por el Partido Revolucionario Dominicano, la más poblada es Espailllat, con 225,091 habitantes, colocada en el décimo lugar en ese aspecto. Siguen en ese mismo orden, Azua, que es la número 12; María Trinidad Sánchez, la 20; El Seibo, la número 25; San José de Ocoa, la 28 y Dajabón, la número 29. Ninguna de estas tres últimas provincias llega a 100 mil habitantes.


En tanto, los reformistas se impusieron en La Altagracia, Barahona, Sánchez Ramírez y Elías Piña, que en términos de población ocupan los lugares 13, 15, 19 y 27, respectivamente.

Palabras Clave: 
Perspectiva Ciudadana