|
Frank Pacheco
| |
Lunes, 25 de Junio de 2018
|

 

En los diarios, en la televisión, en la radio y en la Internet nos quieren convencer. Nos pintan como el peor país del mundo; traen por las greñas fantasiosos y fastidiosos "estudios" y "análisis" de los supuestos países más infelices, más corruptos, más brutos y más ineptos. Entre ellos curiosamente aparecemos... 

Nos quieren convencer de que somos una nación tan defectuosa que debemos andar con la cabeza abajo.

Bombardean desde la radio intelectualoides que dicen que quien cree que vamos bien como país es un energúmeno, un "saltapatrás" que no tiene ni la más mínima idea de progreso.

Desautorizan desde la televisión los datos de crecimiento del país; critican las políticas sociales y las llaman populismo.

Aplauden desde los diarios que embajadas y embajadores de otras naciones, que ONGs cometan injerencias en un país que hace más de 170 años decidió ser libre, soberano e independiente.

Son los más patriotas a la hora de promocionar al país y los más traidores a la hora de representarlo. Ésos que nos quieren convencer, buscan cualquier mentira y se inventan cualquier historia para desacreditar a un Gobierno ratificado  en el poder con más del 60% de los votos.

¿Y a quiénes van a convencer?

Será que quieren convencer al quien vive en La Nueva Barquita de que su vida es mucho más miserable ahora que antes. O será que convencerán a los exportadores de piña en Monte Plata, de café en Juncalito, de mango en Baní y de cacao en Montecristi de que sus ingresos no han mejorado y que sus ventas no se han disparado.

Será que pretenden convencer a los cientos de miles de microempresarios que han emprendido sus negocios con un préstamo blando de Banca Solidaria, de que su calidad de vida es cada vez peor ¿Será?

Será que quieren convencer a las madres solteras y a los padres de familia de que no es verdad que en la Revolución Educativa sus hijos tienen la alimentación garantizada, una mejor educación, con clases que van desde ciencias y música hasta robótica.

Será que buscan convencer a los maestros de que el aumento de sus salarios de un 72% en los últimos cuatro años es una distracción del Gobierno.

Será que quieren convencer de lo contrario a quienes ahora tienen a su alcance seguro médico, acceso a medicamentos baratos y a hospitales con tecnología de punta.

¿Convencerán de que el Gobierno no trabaja en la transparencia a los más de 80 mil nuevos proveedores del Estado?

¡Nos quieren convencer! Pero como reza el dicho popular: “El pueblo sabe...”

Perspectiva Ciudadana