| |
Lunes, 07 de Septiembre de 2020
|

 

La agencia de la ONU utilizará sus décadas de experiencia en proveer inmunizaciones a quienes más lo necesitan para hacer llegar la vacuna del COVID-19 a los países que se unan a la coalición COVAX, la iniciativa mundial de la OMS para el desarrollo y distribución equitativa de estas herramientas de salud.

El Fondo de la ONU para la Infancia liderará los esfuerzos para adquirir y suministrar vacunas COVID-19 en lo que podría ser la operación más grande y rápida del mundo como parte del plan mundial de vacunas COVAX liderado por la Organización Mundial de la Salud y la Alianza Mundial de Vacunas Gavi.

Con varias vacunas candidatas que parecen prometedoras, UNICEF, en colaboración con el Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud, será la encargada adquirir y suministrar dosis en nombre de COVAX para 92 países de ingresos bajos y medianos, y mantendrá un arsenal de reserva para emergencias humanitarias.

El Fondo de la ONU para la Infancia es el mayor comprador de vacunas del mundo, y adquiere más de 2000 millones de dosis al año para la inmunización de rutina y la respuesta a brotes en nombre de casi 100 países

El Fondo anunció a través de un comunicado que también se desempeñará como coordinador de adquisiciones para 80 economías de ingresos más altos que han expresado su intención de participar en COVAX y financiar las vacunas a cargo de sus presupuestos  públicos.

La iniciativa COVAX está abierta a todos los países para garantizar que nadie se quede sin acceso a una futura vacuna COVID-19, ya más de 170 naciones han expresado su interés.

 “Se trata de una asociación entre gobiernos, fabricantes y socios multilaterales para continuar la lucha de alto riesgo contra la pandemia de COVID-19.

En nuestra búsqueda colectiva de una vacuna, UNICEF está aprovechando sus fortalezas en el suministro de vacunas para asegurarse de que todos los países tengan acceso seguro, rápido y equitativo a las dosis iniciales cuando estén disponibles”, aseguró Henrietta Fore, directora ejecutiva de UNICEF.

Un legado de proveer vacunas

El Fondo de la ONU para la Infancia es el mayor comprador de vacunas del mundo, y adquiere más de 2000 millones de dosis al año para la inmunización de rutina y la respuesta a brotes en nombre de casi 100 países. Es el principal socio de adquisiciones de Gavi, la Alianza para Vacunas, que durante los últimos 20 años ha llegado a más de 760 millones de niños con inmunizaciones que salvan vidas, y ha evitado más de 13 millones de muertes.

Unos 28 fabricantes con instalaciones con capacidad de producción en 10 países compartieron sus planes anuales de producción de vacunas COVID-19 hasta 2023 con UNICEF. De acuerdo con los plazos que indicaron, el lapso del desarrollo a la producción podría ser uno de los avances científicos y de fabricación más rápidos de la historia.

Los fabricantes están dispuestos a producir colectivamente cantidades sin precedentes de vacunas durante los próximos dos años. Sin embargo, señalaron que las inversiones para respaldar la producción de dosis a gran escala dependerían en gran medida,  de si los ensayos clínicos tienen éxito, se establecen acuerdos de compra anticipada, se confirma la financiación y se simplifican las vías regulatorias y de registro.

Un próximo paso clave será garantizar que las economías que pueden financiar las vacunas se inscriban en la Instalación COVAX antes del 18 de septiembre, lo que permitirá a COVAX respaldar inversiones tempranas en riesgo para aumentar la capacidad de fabricación a gran escala, a través de acuerdos de compra anticipada.

Se espera que las asignaciones de dosis iniciales se escalen para permitir que los países vacunen a los trabajadores sociales y de salud, seguidos de las poblaciones con mayor riesgo de enfermedad grave.

«UNICEF ha sido un socio fundamental en el éxito de la Alianza durante las últimas dos décadas, ayudándonos a llegar a más de la mitad de la población mundial con vacunas que salvan vidas. Estos conocimientos y experiencia serán importantes para asegurar que COVAX, logre adquirir y entregar vacunas COVID-19 seguras y efectivas, en un marco de tiempo acelerado y a una escala sin precedentes», dijo el doctor Seth Berkley, director ejecutivo de Gavi.

Los pasos a seguir para las agencias de la ONU

UNICEF, Gavi, la OMS y la OPS han comenzado un trabajo crítico para preparar a los países para la llegada de las vacunas en colaboración con socios y gobiernos nacionales, que incluyen:

Trabajar con los fabricantes de dispositivos para planificar la disponibilidad de equipos de vacunación seguros y los requisitos de la cadena de frío para la vacuna;

Desarrollar orientación con la OMS y capacitaciones para apoyar las políticas de vacunación y el manejo, almacenamiento y distribución adecuados de las vacunas;

Trabajar con los fabricantes en soluciones de transporte y logística para llevar las dosis de vacunas a los países de la manera más rápida y segura posible una vez que se asignan;

Apoyar a los países en la planificación de la entrega de vacunas, incluida la focalización en los más expuestos al virus y el transporte y almacenamiento.

Intensificar los esfuerzos con la sociedad civil y otros socios locales para garantizar que las personas estén bien informadas sobre el proceso de vacunación contra COVID-19 y tomar medidas para mejorar la confianza y abordar la información errónea sobre las vacunas.

Perspectiva Ciudadana