| |
Domingo, 13 de Septiembre de 2020
|

 

Por cuarto mes consecutivo las remesas en el país aumentaron; al mes de agosto de 2020 se registraron 769.9 millones de dólares, es decir, un 22.5% por encima de agosto de 2019.

Según datos ofrecidos por el Banco Central de la República, ascienden a 37.9 millones de dólares las remesas de bolsillo (aquellas que traen  los viajeros dominicanos desde el exterior), cuya recepción reinició tras la apertura de los aeropuertos en el pasado mes de julio.

La institución destaca que para el período enero-agosto 2020 el flujo de remesas que ingresó al país alcanzó los 5,072.5 millones de dólares,  superior en 346.4 millones (7.3%) al registrado en el mismo período del año anterior.

El Banco Central explica que este comportamiento de las remesas obedece, principalmente, a la mejoría en las cifras del empleo de los Estados Unidos del mes de agosto, cuando se crearon 2.8 millones de empleos.

Igualmente, un indicador relevante del comportamiento de la economía norteamericana es el índice de gestores de compras (PMI por sus siglas en inglés), el cual refleja el comportamiento de la actividad manufacturera.

Este indicador se incrementó 3.3% en agosto respecto al mes anterior, alcanzando su mayor lectura (56.0 puntos) en el último año.

Este desempeño positivo, su cuarto de forma consecutiva y el mejor desde noviembre del 2018, es producto de una mayor tasa de crecimiento en subcomponentes relevantes para la actividad manufacturera, como las nuevas órdenes, la producción agregada, los retrasos en los pedidos y las nuevas órdenes para exportación.

Dado estos resultados de la economía de Estados Unidos y su vínculo comercial con la República Dominicana, la entidad financiera prevé que, de no profundizarse el aspecto sanitario de la pandemia, continuarán mejorando las condiciones del sector externo dominicano en los meses siguientes.

El flujo de divisas de la economía sigue dando indicios de recuperación con el aumento de las remesas, la mejoría en las exportaciones de zonas francas (con valores positivos al mes de julio), la reapertura del sector turístico el pasado 1 de julio, así como las mayores exportaciones de oro, cuyo precio alcanzó los US$2,000 la onza troy durante el mes de agosto.

La reactivación de proyectos de inversión extranjera directa, específicamente del sector turismo, como el reciente proyecto anunciado por un grupo hotelero mexicano, contribuirá también a la entrada de recursos frescos para la economía.

Esta mejoría del flujo de divisas, junto a la participación del Banco Central en el mercado cambiario a través de su Plataforma Electrónica de Negociación de Divisas, han permitido que se moderen las presiones sobre la disponibilidad de divisas, manteniéndose la estabilidad relativa del tipo de cambio en los últimos dos meses, explica el organismo.

El Banco Central reitera que se mantiene alerta para seguir tomando las medidas necesarias que garanticen la estabilidad de precios y del mercado cambiario durante el proceso de reactivación de la economía.

Perspectiva Ciudadana