| |
Martes, 10 de Julio de 2018
|

 

La Habana. El gobierno cubano descongeló la prohibición para obtener nuevas licencias de trabajos independientes del Estado un año después de que suspendiera las autorizaciones para nuevos emprendimientos privados.

La reapertura y una reorganización del sector en la isla se realizará a partir de diciembre, indicaron el martes medios de prensa que publicaron sus reportes al unísono con una treintena de disposiciones en la Gaceta Oficial.

Se especificó, además, que se permitirá solo el ejercicio de una actividad por persona y en el domicilio que radique la inscripción por lo que, por ejemplo, quienes renten sus casas a turistas no podrán ofrecer allí servicios gastronómicos.

Igualmente se unificaron las 201 actividades autorizadas en 123 agrupando algunas que antes aparecían dispersas como manicuristas, peluqueros y barberos en actividades de belleza.

Cuba abrió en 2010 un espacio a los emprendedores en rubros, por lo que hubo un florecimiento de bares, restaurantes, casas de alojamiento para turistas, pequeños talleres, dulcerías y todo tipo de negocios. Medio millón de personas obtuvieron sus licencias.

Sin embargo, las autoridades frenaron a mediados del año pasado la entrega de nuevas licencias en los sectores que habían sido más exitosos como la renta de casa -que se dispararon en paralelo a un auge del turismo- o los permisos para taxis y transporte, tras considerar que el crecimiento había rebasado las posibilidades de control provocando ilegalidades como el desvío de productos estatales para abastecer al sector privado e irregularidades impositivas.

La viceministra de Trabajo, Marta Elena Feitó Cabrera, aseguró a medios de prensa locales que el objetivo de las nuevas normas no es impedir la actividad no estatal pero tampoco permitir que un dueño tenga varios negocios.

En reiteradas ocasiones, primero el expresidente Raúl Castro y luego su sucesor Miguel Díaz-Canel indicaron que esperan que la apertura económica se realice sin una acumulación de riqueza de los nuevos empresarios que fomente la desigualdad social.

Las regulaciones van acompañadas también de nuevas normas tributarias y fiscales, entre ellas la obligatoriedad de algunos rubros de contar con cuentas bancarias para transparentar sus ingresos y egresos.

Perspectiva Ciudadana