|
|
Miércoles, 08 de Agosto de 2001
|

La medalla que el vallista Félix Sánchez puede conseguir el viernes para República Dominicana por primera vez en la historia de los mundiales de atletismo, podría haber sido un triunfo más en la larga lista de los Estados Unidos.


Sánchez ganó ayer con un tiempo de 48,64 segundos su serie en la primera ronda clasificatoria de los 400 metros vallas de los mundiales de Edmonton, y hoy buscará el pase a la final. Pero la historia del caribeño, mejor marca mundial del año con 47,95 segundos, es un buen ejemplo de casualidad con final exitoso.


Nacido en Nueva York el 30 de agosto de 1977 y graduado en psicología en la Universidad de California del Sur, Sánchez escuchó en sus primeros años en el deporte decenas de tentadoras ofertas de la federación estadounidense de atletismo para representar al equipo norteamericano.


Pero yo no quería, entonces averigüé el teléfono del Comité Olímpico Dominicano, los llamé y les dije que quería competir para ellos, asegura el vallista a la Agencia Alemana de Prensa (dpa).


No lo conocían en RD
Estoy orgulloso de ser dominicano, dijo el caribeño.


En Santo Domingo ningún responsable del deporte local conocía a Sánchez, que habla español con cierta dificultad y mezcla con frecuencia palabras en inglés. Pero entonces hablé con el doctor Puello y todo se arregló, agrega Sánchez, que compite desde 1999 para los dominicanos.


José Joaquín Puello, presidente del Comité Olímpico Dominicano, debe estar agradeciendo aún hoy esa espontánea llamada del desconocido joven, que puede cambiar parte de la historia deportiva del país. Una medalla de Sánchez sería algo histórico para el pequeño estado del Caribe, cuyo mayor golpe en un mundial de atletismo fue el quinto puesto de Juan Núñez en los 100 metros de Helsinki 83.


El padre de Sánchez vive en Dominicana, y su madre en San Diego, pero el vallista nunca tuvo dudas de quién y qué es: Me siento dominicano, amo a mi país. Tengo un montón de familiares allí. Quiero ganar una medalla aquí y darle a mi país algo que nunca tuvo.

Palabras Clave: 
Perspectiva Ciudadana