| |
Martes, 04 de Septiembre de 2018
|
  
Luego de dos postulaciones, en su tercer intento, el médico Salvador Allende ganó la presidencia de Chile de la mano de una coalición de partidos de izquierda llamada Unidad Popular (UP). La bandera de la UP era fruto de una historia de luchas, iniciada con las heroicas huelgas de los trabajadores de las minas de salitre en las primeras décadas del siglo veinte.
 
 
 
 
Salvador Allende no sólo se convirtió en el primer presidente socialista en el mundo en ser elegido democráticamente, también fue el primero en intentar transitar al socialismo por la vía pacífica, conocida como la vía chilena al socialismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Salvador Allende no sólo se convirtió en el primer presidente socialista en el mundo en ser elegido democráticamente, también fue el primero en intentar transitar al socialismo por la vía pacífica, conocida como la vía chilena al socialismo. 

 

 

Por primera vez, el pueblo chileno tuvo en sus manos su propio destino. La igualdad de oportunidades y derechos eran una realidad palpable, y la vida digna y justa estaba siendo garantizada.

Por primera vez, el pueblo chileno tuvo en sus manos su propio destino. La igualdad de oportunidades y derechos eran una realidad palpable, y la vida digna y justa estaba siendo garantizada.

 

Durante la Unidad Popular, la cultura chilena floreció profundamente en referentes políticos y artísticos como el poeta Nobel de Literatura 1971, Pablo Neruda, con quien aparece en esta fotografía.

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante la Unidad Popular, la cultura chilena floreció profundamente en referentes políticos y artísticos como el poeta Nobel de Literatura 1971, Pablo Neruda, con quien aparece en esta fotografía.

 

Durante su Gobierno, el pueblo Mapuche vio reivindicada su lucha histórica. El presidente devolvió a las comunidades indígenas gran parte de las tierras demandadas, en el marco de la profundización de la Reforma Agraria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Durante su Gobierno, el pueblo Mapuche vio reivindicada su lucha histórica. El presidente devolvió a las comunidades indígenas gran parte de las tierras demandadas, en el marco de la profundización de la Reforma Agraria.

 

Las medidas en salud, educación, vivienda, servicios y recursos naturales, afectaban los intereses de la oligarquía y de los sectores de la derecha del país, quienes -apoyados por Estados Unidos- iniciaron  una campaña de desestabilización económica contra el Gobierno, mas el pueblo siguió apoyando a Salvador Allende. En 1973, la Unidad Popular obtuvo la mayoría de los votos en el Congreso.

 

 

 

 

 

 

 

 

Las medidas en salud, educación, vivienda, servicios y recursos naturales, afectaban los intereses de la oligarquía y de los sectores de la derecha del país, quienes -apoyados por Estados Unidos- iniciaron una campaña de desestabilización económica contra el Gobierno, mas el pueblo siguió apoyando a Salvador Allende. En 1973, la Unidad Popular obtuvo la mayoría de los votos en el Congreso.

 

Mil fueron los días de la Unidad Popular en su trabajo diario por hacer de Chile un país más digno y más justo. El 11 de septiembre de 1973, un grupo de militares dirigidos por Augusto Pinochet llevó a cabo un golpe de Estado de la mano de la derecha y centro-derecha chilena y EE.UU., exigiéndole a Allende la entrega del Gobierno; de lo contrario, el palacio de La Moneda sería atacado.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Mil fueron los días de la Unidad Popular en su trabajo diario por hacer de Chile un país más digno y más justo. El 11 de septiembre de 1973, un grupo de militares dirigidos por Augusto Pinochet llevó a cabo un golpe de Estado de la mano de la derecha y centro-derecha chilena y EE.UU., exigiéndole a Allende la entrega del Gobierno; de lo contrario, el palacio de La Moneda sería atacado.
 
 
Ese día, Salvador Allende dejó claras sus convicciones y su lealtad al pueblo chileno, al morir combatiendo en La Moneda. Minutos antes, pronunció su discurso más profundo, el que improvisó llevando su inolvidable voz a los chilenos, través de una radio nacional. "Ante estos hechos, sólo me cabe decirle a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! (...) pagaré con mi vida la lealtad al pueblo. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 Ese día, Salvador Allende dejó claras sus convicciones y su lealtad al pueblo chileno, al morir combatiendo en La Moneda. Minutos antes, pronunció su discurso más profundo, el que improvisó llevando su inolvidable voz a los chilenos, través de una radio nacional. "Ante estos hechos, sólo me cabe decirle a los trabajadores: ¡Yo no voy a renunciar! (...) pagaré con mi vida la lealtad al pueblo. Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, de nuevo se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre, para construir una sociedad mejor. ¡Viva Chile! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan los trabajadores!
Perspectiva Ciudadana