|
Por: Redacción
| |
Lunes, 10 de Noviembre de 2014
|

La engañaban porque no sabía de letras. Su ventorrillo en Alto de Caciano, Cotuí, se mantenía por terco afán. Ahora es otra cosa. Después de alfabetizarse, el dinero le rinde, dice Lucrecia.

Entradita en años (una impertinencia preguntarle su edad) Lucrecia Otáñez ofrece su testimonio: “No hay edad para aprender”. Aquí la muestra, diría, y no miente.

A Lucrecia Otañez la alfabetizó María Fernanda Jiménez junto a 14 personas más.

La alfabetizó María Fernanda Jiménez que también lo hizo con otras 14 personas más.

En Quisqueya aprende Contigo se han inscrito ya 720,265 personas en 65,576 núcleos de aprendizaje.

Luego de alfabetizarse, ahora es otra cosa. “El dinero rinde mas” dice Lucrecia.

Se estima que 500,000 (medio millón) de personas mayores de 15 años se habrá alfabetizado para fin de año 2014.

Liberar del analfabetismo a nuestro país ha sido tarea hermosa y amorosa. Ha significado una movilización voluntaria nunca antes vista en estos últimos casi dos años de labor.

República Dominicana pronto será territorio libre de analfabetismo.

Quisqueya aprende Contigo enseña no solo a leer y escribir, también a trabajar juntos gobierno y sociedad.

Pronto, muy pronto, República Dominicana será territorio libre de analfabetismo. 

Si quieres conocer más:

Perspectiva Ciudadana