|
J.Osiris Mota
| |
Martes, 07 de Agosto de 2012
|

Los dominicanos esperan con ansias el  inicio de un gobierno del PLD, y si bien  es cierto que muchos dudan de que hallan cambios, es lo que más desean los dominicanos, porque el hecho de que el presidente actual es producto de una reelección, mas su estilo de gobierno, no genero cambios ni siquiera de funcionarios y menos de política, o sea, ocho anos con un mismo gobierno, con los mismos rostros, con sus errores y virtudes.

La  presión del presidente electo Danilo Medina es mayor por tales circunstancias. El PLD es un gran partido, tal vez mas grande de lo que la democracia demanda que sea, concentrando un gran poder en la estructura de mando, pero secuestrado en pocas manos las decisiones, lo que ha impedido la participación democrática de sus bases, que esperan cambios reales no solo del tren burocrático, que ya luce degastado autocrático y aislado, además de millonarios, con pocas excepciones, si no también de política económica y social.

Es innegable, el desarrollo que hemos logrado bajo los gobiernos del PLD encabezado todos por el Dr. Leonel Fdez, La democracia se ha fortalecido, las riquezas se han aumentado, aunque las deudas también, y esa estructura que a nivel nacional han construido los gobiernos del PLD, tendrán  y están dando los frutos para lo cual fueron edificada. Hoy Republica Dom. es otro país, y lo dicen todos los que regresan después de un tiempo ausente.

Ahora bien, el PLD tiene aun una deuda enorme con esta sociedad. aun no hemos resuelto un solo problema fundamental, que la sociedad pueda agradecer al partido de Juan Bosch. Aun los niveles de pobreza son iguales a los que teníamos antes de llegar al gobierno, aun somos un pueblo analfabeto, aun la corrupción es insoportable, aun no tenemos una educación que prepare nuestros hijos para un futuro mejor. Aun tenemos una enorme inequidad social que lastima las almas sensibles de los dominicanos.

El 16 de Agosto, asumirá la presidencia Danilo Medina, nuevo presidente de todos los dominicanos, quien ha firmado y sellado un compromiso con la Rep. Dom. y con su pueblo, que consiste en  poner en el centro de todas las políticas, especialmente de la económica y social, a su gente, especialmente los mas humildes ya que el Estado, el gobierno y la economía, deben valerse para la gente, o sea, primero la gente. El gobierno  y todos sus  funcionarios estarán al servicio de la sociedad, integrándola a la participación en la solución de los problemas de las comunidades, que como bien dice el presidente Medina: "Estoy convencido de que incorporar a los mas débiles y a los más necesitados a la economía y a las políticas no es solo algo moralmente correcto, es también políticamente indispensable y económicamente acertado".

Perspectiva Ciudadana