| |
Lunes, 17 de Septiembre de 2018
|

 

Un juez federal argentino resolvió este lunes procesar a Cristina Fernández bajo cargos de asociación ilícita. El procesamiento fue dictado con prisión preventiva, pero la medida no se hace efectiva por los fueros de la expresidenta como senadora, por lo cual el magistrado Claudio Bonadío pidió su desafuero.

Según Página 12, el cargo que se le imputa a Fernández es el de ser la supuesta jefa de una asociación ilícita que recibía sobornos de la obra pública.

Además de la expresidenta fueron procesados el exministro Julio De Vido y Roberto Baratta, su segundo en el Ministerio de Planificación, junto con empresarios que declararon en el expediente como imputados colaboradores.

Hasta el momento, la causa tiene una veintena de imputados colaboradores, otros tantos detenidos y un prófugo. Entre los “arrepentidos” (figura legal que otorga beneficios penales para los que colaboren con la Justicia) se encuentran Oscar Centeno, exchofer de Baratta y empresarios.

Según informó el juez, como parte del proceso se han realizado 70 allanamientos, fueron indagadas 52 personas y hubo 26 detenidos, de los cuales 11 recuperaron su libertad.

Además, 17 imputados declararon en calidad de “arrepentidos” y se resolvieron “15 acuerdos de homologación en forma positiva”.

En agosto pasado, en entrevista con Página 12, Alberto Fernández, exjefe de gabinete de Fernández de Kirchner, declaró que “con el método de amenazar con la cárcel le sacaron alguna frase contra ellos (los ‘arrepentidos’)” y agregó que “uno observa que la detención se utiliza para presionar a la gente” y que “necesitan involucrar a Cristina de alguna manera”.

“Nadie aportó nada significativo. Nadie contó dónde está el dinero, de dónde sacaron el dinero. El que habla de bolsas llenas de dinero es un inimputable que cuando manejaba un remise dice haber escrito cuadernos en donde afirma cosas poco sensatas.

“Ahora, reconozcamos que si tanta gente se está inculpando, algo debe haber pasado. Y hay que investigar. Sucede que esta forma de investigar puede llevar a que todo se frustre. Algunos me dicen que con esto que digo defiendo a Cristina. La verdad es que no, aunque creo que Cristina no tiene ninguna participación en estas cosas. Pero más allá de lo que yo crea está el deber de investigar como corresponde. Yo no defiendo a Cristina. Defiendo el Estado de Derecho y la necesidad de preservar el debido proceso”.

Este lunes se conoció además un video en el que la expresidenta argentina denuncia destrozos y robo durante los allanamientos realizados por las autoridades en una de sus propiedades en El Calafate.

Perspectiva Ciudadana