| |
Martes, 10 de Marzo de 2020
|

 

Buenos Aires. A pesar de los diálogos con el gobierno de Argentina, la llamada Mesa de Enlace, integrada por cuatro entidades rurales, en algunas con escaso apoyo de las bases, comenzó este lunes un paro, luego que el Ejecutivo aumentó en tres por ciento el impuesto a las exportaciones especialmente de soya, para fijarlo en 33 por ciento, con una evidente falta de adhesión y con manifestaciones de pequeños y medianos productores contra esa medida de fuerza.

Además de la sorpresa general por la entrada de ganado y carga de granos, que llegaron al puerto de Buenos Aires, la Unión de Productores Rurales, que agrupa a pequeños productores y también de la llamada agricultura familiar armaron una feria popular ante la sede de la poderosa Sociedad Rural vendiendo sus productos a precios muy bajos.

También hubo un verdurazo, pero esta vez en contra del paro y destacando las medidas tomadas por el gobierno para favorecer a los más castigados durante los últimos años criticando la negativa a pagar un tres por ciento, cuando “fueron responsables de la tragedia del hambre y también de enriquecerse gracias al gobierno de Mauricio Macri que les permitía dejar su dinero en el exterior, defraudando al Estado”.

La Sociedad Rural, partícipe de todos los golpes militares en este país encabeza la Mesa de Enlace junto con Confederaciones Rurales Argentinas y Coninagro mientras que la dirección de la Federación Agraria Argentina dejó en libertad a sus bases para tomar la posición que decidieran, y que en su mayoría estaban contra el paro.

Otro dato fuerte es que esta mañana entró una cantidad récord de ganado vacuno al Mercado de Hacienda de esta capital y hasta el puerto de Rosario, Santa Fe, desde donde se exporta la cosecha de granos y oleaginosas, y también de granos que fueron enviados al puerto de Rosario.

Aunque en algunos sectores intermedios puede haber preocupación por el tema de impuestos y por la escasez del crédito para estos sectores, hay un reconocimiento a los que sucede en el país. Tampoco adhirió al paro la Federación de Cooperativas Federadas. Incluso las grandes cerealeras admitieron a algunos medios que el paro no fue total.

El Sindicato de Camioneros advirtió que los grandes patrones que no se permitirá cortar carreteras en estos momentos a los grandes patrones favorecidos escandalosamente durante los últimos cuatro años.

La Cámara de Legumbres de la República Argentina resaltó la baja de retenciones de 9 a 5 por ciento para los productos del sector, lo cual “permitirá recuperar competitividad".

Movilización feminista

Una multitudinaria marcha de mujeres tanto en esta capital como en todo el país, que dejaron oír su voz este día mediante el documento más importante de los últimos cuatro años, que comenzó con la frase “la deuda es con nosotras y con nosotres, ni con el FMI ni con las Iglesias y por la aprobación del de la campaña nacional por el derechos al aborto legal ya” tuvo un fuerte impacto político en este día.

Al comienzo el documento marcan sus posiciones sosteniendo que este Paro Internacional Feminista Productivo y Reproductivo “es una cita internacional, plurinacional, intergeneracional y transversal que viene acumulando fuerza y revolucionándolo todo” y añaden que “es el método que tenemos para, reinventando una herramienta histórica de la clase trabajadora, mostrar nuestra fuerza cuando nos ausentamos de los espacios cotidianos y nos volvemos presentes en las calles para que nuestras voces se escuchen en cada territorio. Somos un movimiento antiimperialista, anticapitalista, antipatriarcal, anticlerical, antirracista”.

“Hemos parado el mundo”, dicen más de cien organizaciones que firman el documento y sostienen que "por cuarto año seguido, volvemos a parar.

Este Paro Internacional Feminista Productivo y Reproductivo es una cita internacional, plurinacional, intergeneracional y transversal que viene acumulando fuerza y revolucionándolo todo".

Es el método que tenemos para, reinventando una herramienta histórica de la clase trabajadora, mostrar nuestra fuerza cuando nos ausentamos de los espacios cotidianos y nos volvemos presentes en las calles para que nuestras voces se escuchen en cada territorio. Somos un movimiento antiimperialista, anticapitalista, antipatriarcal, anticlerical, antirracista”.-

Además advierten que se “han puesto de pie porque estamos contra el chantaje que nos impone la deuda. Hacemos de los feminismos una forma de vida alternativa al capitalismo neoliberal en sus alianzas con los fundamentalismos religiosos y los fascismos que en nuestro país y en toda Nuestramérica explotan, oprimen, e invisibilizan nuestras existencias.

Además de solidarizarse con todos los movimientos como el de las mujeres chilenas y de otros bajo gobiernos bajo gobiernos de ultraderecha o dictaduras, toman posición frente a todos los reclamos del feminismo, pero también de los trabajadores, de soberanía, de liberación y de todos los problemas que enfrentan hoy las mujeres y los pueblos del mundo”. En Argentina, entre otros temas del largo documento, califican al Poder Judicial como fascista.

Perspectiva Ciudadana